Sección: General

Una reflexión para seguir adelante

Como es tradición al finalizar un año, es necesario reflexionar acerca de los que se ha trabajado; evaluar lo que se logró concretar y asumir las tareas pendientes que hayan quedado.

Como ustedes han sido testigos, en la CNOP hemos realizado un trabajo intenso y participativo que me ha permitido tener contacto con múltiples organizaciones sociales de las cuales he aprendido mucho. Desde haber sido jurado en concursos escolares, pasando por el intenso trabajo con los comités municipales, las visitas a los mercados de Mérida, conmemoraciones y festejos de fechas importantes, firmas de convenios, reuniones vecinales en diversas colonias, recorridos en varios tianguis locales, el trabajo intenso con jubilados y pensionados, y tantas actividades con organizaciones de ciudadanos que nos han dado su confianza y se han sumado al trabajo que desde la CNOP hacemos para las clases populares.

Todo ello me lleva a pensar que a pesar de haber avanzado tanto, aún queda mucho por hacer; el reto es superar los éxitos del 2014 para que sean la base de las metas del 2015.

Como ciudadano veo que el país necesita gente que se involucre directamente y que la participación ciudadana sea más que un slogan, sea una convicción personal, es por ello que te animo a ponerte en contacto conmigo para opinar sobre cómo podemos apoyar al desarrollo de nuestro estado y nuestro país.

Yucatán se encuentra en una posición que ha sido destacada por factores como el impulso a la innovación y productividad, la gestión social y la apuesta por la tecnología. Durante su gestión, nuestro Gobernador el Lic. Rolando Zapata se ha destacado por alcanzar logros que impulsen el desarrollo y la capacidad de proyección para todos los que vivimos y convivimos en esta bella tierra.

Es por ello que la dirección que debemos de seguir es el compromiso de lograr nuevos éxitos desde la plataforma donde nos encontremos y te invito a que durante 2015 lo logremos juntos.

¿Sabes qué es ser incluyente?

Sección: CNOP, General | Taggs:

Ser incluyente es más que buenas intenciones, es una responsabilidad que debe ser tomada con seriedad y reflejarse en acciones; es más que asistir a conferencias sobre el tema y publicar mensajes en las redes sociales.

Pensemos por un momento que tiene usted en su familia una persona con discapacidad, digamos que sea de tipo motriz y debe usar silla de ruedas, ¿No le molestaría si en la rampa construida en el parque cercano a su casa estuviese colocado un señalamiento vial, mismo que no le deja más opción que bajarse de la rampa y buscar otra forma de subir a su familiar?

Por ello afirmo que la inclusión es más que un discurso. Lamentablemente la falta de ésta es una realidad evidente en la sociedad, y por eso debe convertirse en un compromiso de conciencia social, el cual en el desarrollo de mi carrera como dirigente de organizaciones sociales he tratado de respaldar e impulsar.

En la CNOP estamos conscientes que la inclusión no se refiere exclusivamente al respeto a los derechos de personas con discapacidad, sino a cualquier grupo cuyas garantías puedan ser vulneradas por pertenecer a una minoría, cualquiera que esta sea, y por esa razón buscamos predicar con el ejemplo, por lo que hemos creado alianzas con asociaciones que velan por los derechos de estos grupos y su desarrollo en condiciones equitativas.

He tenido la fortuna, a través de la CNOP, de apoyar a personas y organizaciones que tienen un fin trascendente y encaminado hacia la inclusión, como por ejemplo Steve Osorio del Centro de Atención a Madres Solteras de Yucatán A.C. (CAMSY), en donde  tienen  el propósito y el compromiso de apoyar a toda mujer que asume completamente la responsabilidad de su hogar y de sus hijos como madre y jefa de familia.

También  a Reyna Díaz, de Mujeres Comprometidas por Yucatán A.C., organización que de igual forma busca apoyar a la mujer y que está comprometida a impulsarlas  y potenciar su desarrollo en distintos ámbitos.

También aprovecho para mencionar a Norma Correa del Movimiento Unificador de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores (MUNJP) quienes han tenido diversas conquistas bajo la premisa de lograr una mejor calidad de vida para los adultos mayores, de quienes tenemos tanto que aprender y a quienes debemos brindar nuestro respaldo porque nunca se deja de ser útil.

En cuanto a niños que presentan alguna discapacidad también hemos trabajado de la mano con el centro “Mi Pequeño Ángel”, liderado por Gladys Novelo, en donde tuvimos el gusto de ayudar a mejorar la calidad de sus instalaciones.

La inclusión debe formar parte de nuestra vida y debe asumirse como una responsabilidad que guíe nuestra vida en sociedad, todos los seres vivos tenemos valores que deben ser respetados.

Les invito a reflexionar sobre este tema y generemos una conversación de fondo, el foro es suyo.

Imagen

Estar conectado: los beneficios y los riesgos

Estar conectado a internet es un hábito que se ha integrado a nuestras vidas, ya sea como parte fundamental del trabajo, para interactuar con nuestras amistades, o bien para entretenimiento, pero la supercarretera de la información debe tomarse con las previsiones necesarias para poder obtener lo mejor de ella.

Leí una nota en la que se menciona que mediante el programa federal “México Conectado” se instalará la infraestructura necesaria para el acceso inalámbrico y gratuito a internet en escuelas, clínicas, parques, presidencias municipales y otros edificios públicos en Yucatán, con el fin de conectar a internet a habitantes de los 106 municipios de nuestras tierras.

Me alegra ver que en México y Yucatán estamos avanzando hacia el acceso universal a la red, lo que permitirá a la sociedad aprovechar tantas aplicaciones tecnológicas y fuentes de información que pueden hacer más eficiente tanto los servicios públicos como la comunicación interpersonal, y las actividades laborales y estudiantiles.

La conectividad nos brinda la capacidad de relacionarnos en instantes con personas  geográficamente alejadas de nosotros; poder tener puntos de vista diferentes al nuestro permite enriquecernos y aprovechar ese conocimiento para bien de nuestra comunidad.

No debemos perder de vista, sin embargo, que su uso conlleva un riesgo. La comunicación interpersonal debe tomarse con cuidado; hemos escuchado campañas de prevención en las cuales se invita a los jóvenes a tener cuidado a quién dan sus datos personales o envían fotografías. Es importante reforzar los valores familiares y estar pendientes de los menores para que no caigan víctimas de personas sin escrúpulos.

Creo que el buen uso de la tecnología puede apoyar el crecimiento de las personas y por supuesto de la comunidad; podemos generar redes de conocimiento ciudadano que procuren hacer un mejor entorno para nosotros y las generaciones por venir.

Imagen de http://latinlink.usmediaconsulting.com/

Copyright © 2011 | Todos los derechos reservados